sábado, 11 de diciembre de 2010

Las consecuencias de las Reformas Borbónicas

El proyecto borbónico tuvo repercusiones en las estructuras socio-culturales, religiosas, económicas, políticas y militares.

    Estas reformas fueron creadas para modernizar la monarquía hispana y novohispana con algunas ideas de la Ilustración; creó diversas instituciones tales como el Banco de Avío, los Visitadores, la Real Hacienda, la Academia y el consulado; buscaban centralizar el poder de la Corona mediante la transformación de las estructuras:

  • Sociales y Culturales: Se fomentó el estudio y la promoción de las bellas artes; pues el enfoque intelectual de la sociedad hipsana y novohispana comenzaba a tener una mayor importancia.
  • Religiosa: la manera en que las Reformas Borbónicas transformaron esta área fue, primordialmente, restando poderío a la Iglesia, así como disminuyendo el monto que recibía para dárselo a la Corona; también al disminuir su influencia expulsando al clero regular.
  • Económica: Esto se basó en el proyecto económico que decidieron seguir: el liberalismo económico, en el cual, el estado no debe intervenir en la economía de la nación. También influyeron en que las mismas fomentaron el comercio interno, ya que al exportar productos perdían ciertas cantidades monetarias gracias a los impuestos que se cobraban. Esto, ineludiblemente, incrementó la economía de la Nueva España, pues al haber un comercio interno, ya no se gastaba en impuestos. También se vió afectada la parte económica, pues se crearon las doce intendencias: México, Puebla, Oaxaca, Veracruz, Valladolid, Guadalajara, Guanajuato, San Luís Potosí, Durango, Zacatecas, Arizpe-Sonora y Mérida; lo cual trajo como consecuencia la división territorial de la Nueva España, restando poder a las autoridades locales.
  • Política: Cambió la administración, como ya se mencionó anteriormente, implementando funcionarios, intendentes e instituciones.
  • En lo que respecta al ámbito militar,  cabe recalcar que se creó el primer ejército de la Nueva España. En 1719 se fundó el Tribunal de la Acordada, una institución judicial que tenía cuerpos policiales dependedientes de la misma Corona. Hasta entonces, sólo habían existido alguaciles.


Publicado por María José T. Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.